Pasiones y pulsiones, el frío volvió a surgir

hay veces que no se
si exprimir el sol
para sentir calor…

Se como comportarme ante cada situación, soy capaz de no errarle a la forma de encarar un dialogo o un encuentro, por muy desconectado que viva del mundo.

Sin embargo es muy difícil que llegue a sentir algo, por más de unos minutos, es como si mi ser se enojara con lo cotidiano, hago todo por natural instinto y si es llevadero, suelo ser el mejor. Pero el vació sigue allí, al llegar a casa, siento que todo se desmorona… frío y yermo es mi prisión, esa que encadena mi alma y golpea mi interior.

No soy malo, ni bueno, solo hago lo que los demás ven como correcto, pocas personas han detectado eso en mí y me lo han espetado en el rostro. Aún resuenan las palabras “sos el más grande hijodeputa que he visto” y tenia razón, porque no hay alguien peor que el insensible a los sentimientos del otro.

Aún así mi naturaleza no cambia, hay cosas que mi ser las hace y nada puede deshacerlas. Despierto simpatía, cariño y afecto de forma natural… pero no es más que empatía. Empatía que nace de saber como tratar a las personas.

Soy una mala persona, muchas veces duermo pensando que es así. Al caminar por las calles, veo que hay otros peores. Pero admiro su posibilidad de sentir, emocionarse, ser felices…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vació Existencial. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s