“La música debe ser perturbadora y rupturista” afirmó Palo Pandolfo

El artista llegó a Misiones para dictar una de las Clínicas 13 a jóvenes artistas misioneros. Antes de la actividad hablo con la prensa y confesó que “viendo Misiones desde el cielo me dio un ataque de amor”. Se reconoció amante del chamamé, la chipa y  la sopa paraguaya, indicó que el arte debe ser “perturbador y rupturista siempre”

DSC_0385

El músico, compositor y productor Roberto “Palo” Pandolfo dictó una clínica abierta a los jóvenes y músicos misioneros en la sala Mandové Pedrozo (Beethoven 1778) de Posadas. Antes de la actividad hablo con MisionesOnline y confesó que “viendo Misiones desde el cielo me dio un ataque de amor”.

El artista se reconoció fanático del chamamé y de don Isaco Abitbol, indicó que apenas llegó a la tierra colorada recordó a su abuela que vivía en Posadas y muchas veces vino a visitarla de niño. Se confesó chef de las comidas más tradicionales de la región como ser la chipa y la sopa paraguaya.

Quien fuera líder de las bandas Don Cornelio y la Zona y Los Visitantes, realizó la tercera clínica luego de las dictadas por Juanchi Baleirón (Los Pericos) y Andrea Álvarez, con chicos y jóvenes que desean que la música sea el motor de sus vidas. Afirmó que “la música es energía que sirve para potenciar a los chakras y la vitalidad de las personas”.

También remarcó que las letras siempre tienen un alto contenido político que sirven para que los jóvenes se expresen a través de ellas. Recordó que él es parte de una generación que creció con miedo a los grupos de tareas y a la policía de civil, por lo que valoró la libertad de expresarse que existe en la actualidad.

La música como exponente de la realidad y la búsqueda de cambios:

“Me interesa lo artístico de hoy, si puedo transmitir algún conocimiento, bienvenido sea, si puedo transmitir un conocimiento bienvenido sea. Por otra parte soy una cría del Proceso y me interesa la política” afirmó Palo Pandolfo. Explicó que “soy un ser muy político y me interesa relacionarme al universo de la política como arte del dialogo y me gusta que me llame un ministerio de Desarrollo como el de Misiones y me invite a participar y me interesa que después se dé una discusión política”.

Para el artista “la música esta puesta en el alma, es una vibración que despierta los sentidos y afecta los centros emocionales; la música te hace vibrar y te abre esos centros. De alguna manera inspira y potencia tu accionar, esa es la función de la música”.

DSC_0383

Sobre que pretende él en el escenario indicó que “busco el éxtasis, al momento de entrar en el escenario ingresar a un túnel que me lleve a los desconocido, al éxtasis. Esa es la función de la música, que como decía Nietzsche es lo dionisiaco, perderse en una comparsa y sacar todo para afuera, que todas las tensiones del mundo material sean liberadas”.

Afirmó que “las canciones tienen palabras y en la palabra hay un decir, Peteco Carabajal que es mi amigo dice que las canciones tienen que decir cosas lindas, esa es una forma de ver. A veces habla de un fresco, una pintura y en esa pintura comenzás a hacer política una vez que empezar a dar tu punto de vista, cuando contás tu punto de vista hay opinión”. Recordó como le impactaban las canciones de Serú Giran en el 79 en plena dictadura y “haber vivido con el terror de la dictadura y saber que hemos sobrevivido”.

El músico que nació a principios de la década del 60, supo lo que “eran las peores expresiones de los grupos de tareas y la policía de civil”. Reconoció que de su generación no hubo desaparecidos, pero “vivíamos arrancados contra las paredes y escuchábamos canciones como Alicia en el País de Charly y no la entendíamos, en esa generación nos acostumbramos a decir las cosas de manera oblicua o con metáforas para decir cosas y salir vivos, sin perder el pellejo”.

Pandolfo remarcó que “la canción popular en un momento dado (dictadura) es una herramienta de transformación, es combativa y es un elemento más de la lucha de un pueblo que está buscando la liberación”. Sobre la actualidad valoró la multiplicidad de ofertas musicales que hay en el país, en modelos de “gran fusión de culturas, razas desde la música que me parece maravilloso”.

Valoró que el país se pueda dar esta profusión de artistas, bandas y solistas “me parece genial y alucinatorio”. Valoró que aún sigan siendo éxitos sus canciones “Ella vendrá”, “Tazas de té chino” y “Playas oscuras”, explicó que la primera canción es un “himno a la esperanza”; sobre “Tazas…” es como un tema de culto porque lo toman como un ejercicio de surrealismo; y la última es una canción que la creo en la época de Don Corleone, pero la banda la consideró “caca” muy pop y no la grabo hasta Los Visitantes y gracias a Ritmo de la Noche se convirtió en un éxito.

La música debe ser “perturbación y ruptura”

El músico que está trabajando en su primer libro de poesías, que se editará antes de fin de año. Explicó que este trabajo le hizo comprender que “en el artista siempre busca algo perturbador para no caer en lo estándar”. Precisó que trabajando en la poesía se dio cuente que siempre “intuitivamente busque lo perturbador y rupturista en las canciones, no es que me quise salir de lo masivo”.

Opinó que “el que diga que no le interesa la plata en esta sociedad, es puro chamullo, yo tengo tres hijos en colegios privados, así que imagínate si necesito plata. No me da fobia la masividad, pero para mí el arte es perturbación, es una fuerza de choque, es estar en la vereda de enfrente”. Lo que busca siempre con sus cambios y fusiones es salir de lo cotidiano y desenfocarse del día a día y en ese escapismo lograr una transformación.

Recordó que “el rock de los ´70 donde nos criamos éramos la vereda de enfrente, pero éramos muy la vereda de enfrente, la gente nos puteaba al vernos en la calle con el pelo largo y la facha”.

DSC_0403

Los buenos perturbadores:

Sobre que bandas fueron las más perturbadoras para él, indicó que “Pescado Rabioso es como lo máximo para mí, es un éxtasis místico. Hoy también el místico sigue siendo perturbador, fuera de las iglesias, el caminante de la mística, el solitario, el santo, para los santos la vida es transformación”.

Otro de los referentes para Palo es John Lennon, que “es otro místico total, que estaba en la cresta de la ola y también se bajaba del caballito”. Otro referente para él es David Bowie que es “el gran camaleón que lleva la transformación permanente”.

Un punto aparte le dio a Charly García que “es él gran rupturista de la Argentina es la ruptura en sí mismo- Porque cuando no le alcanzó la canción, él se convirtió en la obra deforme, alocada y apocalíptica suicida, yo siempre defiendo a Charly, porque fue atacado por la prensa y los propios colegas en el país”. Lamento que el disco Kill Hill haya sido descatalogado antes de salir recordó que escucho la única canción del disco y comenzó a sufrir un ataque de violencia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Experimental, Photos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s