Gustavo Rowek: “La música puede ayudar a una persona a salir adelante en la vida”

El baterista metalero que fue parte de la génesis del metal pesado en el país, visita Misiones en el marco de la séptima Clínica 13, explicó que es “ser un metalero” y su relación tan especial con la música. Para él “la música es movilizadora de cosas que están muy dentro del cuore y moviliza cosas en las personas y pueden ayudar a una persona a salir adelante”.

P2120244

Rowek en la conferencia de prensa de la mañana valoró la casa de MPM “que nuclea a metaleros, rockeros, chamameceros, jazeros los músicos sin distinción de género”. Afirmó que el no viene a “demostrar nada, porque todos aprendemos de todo, en la charla uno puede preguntar algo y de eso puede salir algo nuevo. Yo vengo a compartir experiencias, a interactuar con colegas músicos y a contar lo que uno aprendió a través de las vivencias y las experiencias”.

Expreso que “la música realmente me salvo y me gusta transmitir esta vivencia y tomar esto con el corazón y asumirlo como un propósito de vida el ser músico. No debe quedar en un sueño y decir que lindo seria, hay que darle alas al sueño y generalmente cuando eso sucede las cosas después se hacen realidad”.

El músico recorrió el país con las giras en las diferentes bandas, además ha dictado clínicas abiertas con Jorge Araujo (Divididos, Gran Martell) y Sergio Masciotra  (La Carga y Session) donde mostraban como tocan y explicar la subdivisión rítmica de la figura. Con este proyecto están hace cinco años y hace dos años están recorriendo el país.

Al hablar del pasado el batero se mostró “agradecido de poder haber participado de tres o cuatro de las bandas más importantes del metal argentino”. Recordó que con Rata Blanca (banda que fundó con Walter Giardino) fue “tocar el cielo con las manos, porque llegamos a lugares que ninguna banda había podido llegar”.

Explicó que como en Rata Blanca el compositor era Giardino, él en un momento priorizo hacer sus composiciones y por eso cuando vio que su ciclo en la banda había concluido decidió dar un paso al costado. Esto sin haber ningún conflicto con los otros integrantes de Rata Blanca.

“Lo que más me gusta es lo último que estoy haciendo, ahora estoy con Rowek que es mi banda y me gusta lo que estamos haciendo. Cuando me fui de Rata toque en Nativo y era un metal más pesado, yo solo seguí mi camino” afirmó el músico.

 El músico hoy vive de los shows que hace”

Comento que “todo cambió y los tiempos cambiaron, pero lo que sigue gobernando es el instinto superador del músico para ser mejor”. Comparó que antes el pibe que escuchaba música copiaban cassettes o se compraba un disco cada tanto e investigaba a fondo, pero hoy con internet puede bajarse mil canciones en una semana o ver en vivo conciertos que se realizan en “Angola” lo cual ha cambiado mucho la escena para el artista.

Explicó que “el músico hoy no vive de la venta de discos, hoy no se le respeta su arte, debe vivir de sus shows. Internet es el monstruo de las siete cabezas, es mucho pero no es nada, sabes todo pero no sabes nada; es todo real, pero es todo virtual”. Comparo que las grandes bandas como RadioHead puede vender sus discos por centavos, porque vende millones de copias, pero la mayoría de los músicos no ven reflejado su trabajo en lo que reciben por él, pero se ve “obligado a poner su música para que la gente lo baje gratis porque es mejor que lo escuchen así, a que no lo escuche nadie”.

Consideró que debemos mirar un poco el ejemplo de Brasil que “consume primero lo suyo, segundo lo suyo, tercero lo suyo y después si hay cabida algo del resto. En la Argentina el Metal Argentino fue exportador de música para toda Latinoamérica y fue una usina de arte, pero después no metieron MTV y nos vendieron una película al revés. Deberíamos aprender mucho del mercado brasileño”.

Explicó que el heavy y el metal Argento tiene una identidad propia “que ha sido gran exportador de músicos para Latinoamérica, el músico Argentino es respetado en todo el mundo, pero él es alguien que debe laburar mucho y es muy apreciado en todo el mundo”. Mencionó a Walter Giardino, Ricardo Iorio, Tano Marciello, Beto Zamarbide, Sergio Berdichevsky como grandes exponentes del metal argentino y consideró que el mejor lugar para tocar es el estadio Obras.

 Siempre va a haber cuatro loquitos en la esquina con ganas de hacer metal”

Sobre el público Heavy, Rowek indicó que “es un público muy fiel, muy fiel. Es un género que se va a doblar pero no se va a romper nunca. Siempre va a haber tres o cuatro loquitos en una esquina queriendo hacer metal, siempre. Siempre porque el metal es generalmente es protesta y vamos no todavía hay mucho por lo que protestar, así que no creo que el metal va a morir así nomás y el público es igual”.

Sobre la identidad del metalero, el baterista consideró que “es una identidad, una idiosincrasia, de ver la vida y de actuar en consecuencia. Seguro que ir por el mundo con una cadena haciendo wuee wuee no es y eso está mal entendido”. Explicó que eso del “heavy re jodido es para la tribuna, no para los que saben”.

Para él “el heavy no es solo el que hace música, sino el que escucha siempre y es una idiosincrasia y un estilo de vida de no claudicar y seguir siempre para adelante”. Planteó que “los jóvenes se sienten identificados, porque es un género de protesta, que canta las injusticias, luchador y por ello hay muchos que se sienten identificados”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Experimental. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s