Viendo la rueda de los medios desde un costado #Ni Una Menos

Canta Evaristo de fondo:

“Las imagenes educan
la ignorancia no se empuja
y el demonio es nuestro nuevo rey…”

P2290615

Y aún sintiendo esa rara sensación del 3 de junio en mi cabeza. Veo las “Sombras” del “Ni una menos” en una sociedad violenta.

Sabemos de la repercusión que tuvo la consigna “NiUnaMenos” y la cantidad de ciudadanos, hombres y mujeres, que adhirieron a ella, hizo que el reclamo se oyera en casi todo el país, un país donde es best seller una historia protagonizada por el sado, donde los relatos más salvajes progresan, también entre mujeres, pues el problema en la Argentina va mucho más allá del género, apenas un capítulo….

La violencia de género se ha convertido en estos días en uno de los temas de los que más se ha hablado.

#NiUnaMenos: Si está la Ley, ¿por qué crece la cifra de víctimas? La Ley 26.485 fue sancionada en marzo de 2009. Pasaron ya 6 años y la cifra de víctimas sigue en aumento. Desde entonces a hoy fueron asesinadas al menos 1.600 mujeres. Ocurre que la ley está reglamentada pero no se aplica, no tiene presupuesto, es como si no existiera. Y ese es uno de los reclamos que se realizó con mayor fuerza en todas las marchas, la definición política de los políticos.

#NiUnaMenos cantaban todos, gritando, con acting, con bodypaint, con todas las formas posibles de mostrar su desencanto.

Por otro lado queda boyando la pregunta, simple. Los políticos harán algo?.

Porque las víctimas vuelven a someterse, por una cuestión educativa y económica.

Ambas situaciones se resuelven con políticas de estado. La educación es básica. Sin embargo los planes educativos no se aplican con la enseñanza de sexualidad integral no se aplica. El debate sobre una sexualidad sana enseña a no aceptar la violencia en la relación, aún esa violencia planteada en “el exceso de amor” llamada celos.

La dependencia económica es más difícil de romper, una mujer golpeada con cinco chicos, prefiere no denunciar a su golpeador, porque ella piensa “él va preso y como doy de comer a los chicos si no trabajo. Si salgo a trabajar con quien los dejo”.

La solución hasta ahora es meter preso al violento, en los pocos casos donde ella se atreve a denunciar. Pero nadie acompaña a las familias. La pobreza estructural es violenta y no admite parches.

Dado el enorme número de víctimas, la repercusión que tuvo la consigna “NiUnaMenos” y la cantidad de ciudadanos, dirigentes políticos, sociales, etc., que adhirieron a ella, hizo que el reclamo se oyera en casi todo el país.

Sin embargo, a la par de ello, en Facebook, en ‘Twitter’, y otros, miles de usuarios alimentaban la circulación de videos sexuales de famosas o títulos como: “¿A Jésica Cirio se le cayó la cola?, el hashtag #NiUnHuevoMenos se multiplicaba por la red de microblogging, y no fueron sólo hombres.
En efecto, en este país, es best seller desde hace meses “50 sombras de Grey”, novela donde el sado y la violencia controlada en la relación sexual son protagonistas.
Son mujeres también quien han hecho de este un éxito. Ocurre asimismo en el caso de Grey y Anastasia, en “Las mil y una noches”, una de las novelas televisivas con mayor rating, donde Onur y Sherezade encarnaban esa relación idealizada en que la mujer tolera un papel sumiso.
Es justamente la naturalización de estas pequeñas cosas las que hace que la violencia pase a ser una enfermedad silenciosa que se esconde en toda la sociedad y que da lugar a aquellos grandes actos de violencia que después nos llevan a la indignación cuando salen en los diarios y son conocidos públicamente.
Aquellas ficciones, entretenimientos, llegan cargados de conceptos que parecen inocentes pero que generan luego estos actos de violencia.
¿Algo similar a lo que ocurre con los violentos videojuegos y los niños? Pues más sutil, mucho más inofensivo en apariencia. Pero también violento.
¿Es acaso la violencia algo más profundo en nuestra sociedad, de la cual la “violencia de género” es apenas un capítulo?
¿Debemos detenernos en la violencia de género únicamente?
La violencia está presente en el trabajo, en la calle, en el subte, y no sólo en la pareja.
Es esa misma violencia que luego genera éxitos como los mencionados  o el triunfo que provocó, por ejemplo, en el cine Relatos Salvajes.
¿Sed de qué? Probablemente la mayoría de lectores de “50 sombras” no practique realmente el sadomasoquismo, ¿donde está la violencia entonces?
Recientemente se ha publicado un estudio en la revista científica Journal of Women’s Health, llevado a cabo por investigadores de la Universidad Estatal de Ohio (en Columbus, Estados Unidos), en el que se indica que el libro mencionado contribuye a la perpetuación del problema de la violencia de género.
Para ello, los investigadores tomaron como referencia los datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades sobre violencia interpersonal y las diferentes reacciones asociadas que se producen. Llegaron a la conclusión que Anastasia sufre un daño como consecuencia de su relación con el protagonista, Christian Grey.
De hecho, en el estudio se indica que “las interacciones de la pareja son emocionalmente abusivas, caracterizadas por el acoso, el aislamiento y la intimidación (…) Nuestro análisis identificó patrones de la obra que reflejan de forma omnipresente la violencia en la pareja. El abuso emocional está presente en casi todas las interacciones”.
En el estudio, además, se identifican estos patrones indicando un ejemplo claro: en algunas partes de la novela Christian Grey persigue a Anastasia, apareciendo en lugares poco usuales, usando un teléfono y un ordenador para dar con su paradero, para intimidarla, y a su vez la aísla de los demás, limitando de esta forma su vida y sus contactos con su familia y amigos.
En palabras de los autores del estudio, “Anastasia presenta experiencias típicas de reacciones de las mujeres maltratadas, como por ejemplo sentirse constantemente amenazada, sentir ansiedad y la identidad perdida”.
Muchas mujeres se devoraron esa historia. ¿Por qué? Es necesario conocer profundamente el problema para comenzar a solucionarlo. Reflexiones de fondo.  La marcha del miércoles por la implementación de la ley 26.485 de protección integral a las mujeres fue una batalla, pero apenas tocó un capítulo, en la que no solo los hombres, sino también las mujeres tienen gran responsabilidad…
Fotos de Posadas véalas acá en mi Facebook 
 Solo queda seguir oyendo la canción…

“Las imagenes educan
la ignorancia no se empuja
y el demonio es nuestro nuevo rey…

apuñalo a mi pareja
a mis hijos y a mi vieja
luego intento suicidarme
y muero yendo al hospital

me desprecian en la escuela
cojo un rifle y dos pistolas
y preparo una masacre
que es noticia mundial

al diablo le interesa
revolver el hemisferio
y te enseña como lo hace hacer

las imagenes educan
la ignorancia no se empuja
y el demonio es
nuestro nuevo rey”

estrellarse contra un muro
cinturones de explosivos
restos de recien nacidos
en un charco de dolor

la violencia como mola
por satan o por dios vivo
todo el mundo de rodillas
repitiendo lo que ve

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Experimental, Photos, Vació Existencial. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s