En octubre se conocerá la opinión pública sobre la continuidad o no de las políticas del Gobierno de Macri

Así lo consideró el politólogo y filósofo Eduardo Rinesi en dialogo con Economis. “No me parece que en estas elecciones debamos ver si vamos a tener dos diputados menos o más del oficialismo o la oposición. Me parece que las elecciones van a revelar un estado de la opinión publica en relación con la continuidad o no de este programa de destrucción y en relación con las chances o no de Cambiemos de ganar las elecciones presidenciales de 2019″.

El politólogo y filósofo Eduardo Rinesi estuvo en Posadas para disertar sobre los desafíos de la ampliación al acceso a la Universidad. A la par charló con Economis sobre el actual gobierno nacional y porque no hay procesos de conflictividad social masivas en rechazo de las políticas del Macrismo.

Rinesi es politólogo, filósofo, educador y rector de la Universidad Nacional General Sarmiento. Durante su trayectoria como docente y funcionario pasó por diferentes universidades públicas del país; eso le permitió adquirir un posicionamiento y una comprensión acerca de la tarea pública en la universidad. Se definió como crítico y autocrítico sobre su desempeño como docente y sobre el sistema en general. A la vez, su mirada es positiva frente al desafío de democratizar la vida social, pública y universitaria.

El filósofo estuvo el viernes pasado brindando una conferencia en la Universidad Nacional de Misiones (UNaM), denominada “Desafíos y exigencias de la Universidad ante los procesos de ampliación del acceso a la educación superior” que se desarrolló en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales (FhyCS).

La conferencia estuvo orientada a la formación de docentes y auxiliares de docencia de las unidades académicas de la UNaM y graduados de Formación en Educación Superior. La iniciativa surgió a partir de la reflexión sobre la progresiva complejidad de las funciones que debe asumir la Universidad ante una población creciente, diversa y con un nuevo perfil.

La conflictividad social y la falta de legitimidad de la dirigencia Sindical

Antes de su disertación aceptó dialogar con Economis sobre las políticas implementadas por el Gobierno Nacional en este año y medio de gestión de la Coalición Cambiemos.

Al ser consultado, porque las políticas pro mercado aplicadas por el Gobierno no despiertan un masivo rechazo de la población, el filósofo consideró que “no diría que no hay formas de conflictos por la aplicación de las políticas de la coalición Cambiemos. Hace muchos meses que asistimos a un conflicto sindical de los más importantes que vemos en los últimos años, de los gremios docentes de todo el país”.

Sobre este conflicto explicó que “ha habido una insistencia muy grande para que el Gobierno convoque a paritarias como indica la Ley. Ha habido manifestaciones masivas en las grandes ciudades del país, reclamando esta convocatoria a paritarias”.

Afirmó que en este año y medio de gestión se ha observado diversos tipos de reclamos y protestas en respuesta a las políticas de Gobierno. Pero reconoció que hay cuestiones que tienen mayor impacto social, que otras más sectoriales.

Recordó que “cuando esas medidas han tocado un punto muy crucial, como son los Derechos Humanos. Cuando no el Gobierno, sino el Poder Judicial con la evidente venia y satisfacción del poder Ejecutivo, saca la bendita resolución del 2×1 la respuesta popular fue muy masiva, contundente, fue muy alentadora. Porque evidencia que la sociedad argentina dejó en claro que hay cuestiones con las que no se vuelve atrás”.

Remarcó que “no diría que no hay una situación de conflicto. Si es evidente que no hay una situación de conflicto que ponga la posibilidad de la vida social en riesgo. Más bien se evidencias cuestiones puntuales que generan protestas, que van generando una confluencia más amplia de distintos sectores. En un contexto donde todos están midiendo muy bien sus pasos y acciones, sobre todo porque este es un año electoral”.

Consideró que el armado de los frentes opositores, de cara al proceso electoral de este año limita las acciones de algunas instituciones intermedias. “Diría que veo evidencias de la razonable vitalidad de la sociedad civil ante la implementación de este plan de Gobierno” dijo.

Rinesi reconoció que esta situación “revela claramente la falta de una dirigencia sindical nacional del más alto nivel. Quiero decir en los niveles de la conducción de la CGT, que no están a la altura de la circunstancias. Y se revela una falta de articulación política opositora, que pueda dar una orientación clara a la protesta social que aparece”.

El filosofo las entidades intermedias, sindicales o gremiales han perdido su legitimidad pública. No así los “organismos de Derechos Humanos, que tienen una amplia legitimación pública. Los Organismos de Derechos Humanos son muy prestigiosos, legitimados y muy convocantes y ante un tema tan delicado como el 2×1 la inmediata reacción de los organismos alineo a los partidos políticos, a las organizaciones civiles y a la sociedad en su conjunto. Lo que generó una respuesta masiva”.

“Parece que hay otros tipos de actores, como ser los sindicales. Cuya propia naturaleza los vuelve más algodonosos, más prudentes, más aceitosos y donde definiciones más tajantes van a llevar más tiempo que se tomen. Porque la supervivencias de estos actores (las dirigencias) depende de la capacidad de jugar un juego sutil y lleno de prudencias entre la protesta social y la negociación que los preserve a ellos mismos como dirigentes” analizó.

Contextualizó esto retomando la manifestación de la CGT que terminó penosamente con la toma del escenario por un grupo de afiliados.

Para el filosofo las dirigencias sindicales se irán renovando y o formulando políticas más claras de lucha por parte de los sectores sindicales. Esto se dará en la medida que el plan de ajuste de la coalición Cambiemos se vaya implementando.

Este recambio dirigencial no será total, “no soy partidario en ninguna circunstancia del que se vayan todos. Pero si es necesario que a partir de la propia movilización de las bases sociales populares se renueven los discursos y las actitudes de las dirigencias, con renovación o no de estas dirigencias”.

En octubre se conocerá la sensación térmica de la población con las políticas de Cambiemos

A nivel político partidario, Rinesi consideró que el Peronismo está sufriendo el efecto de la derrota del 2015 “una derrota que la sufren también quienes se la infligieron. Es una derrota electoral impensada, que genera desconcierto de desacomodamiento de las piezas. Que se suma al interés del peronismo ahora como espacio opositor”.

Destacó el gran liderazgo que aún mantiene la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, “una legitimidad que se va fortaleciendo con las medidas de ajuste del actual Gobierno. Entonces su apoyo o no apoyo genera situaciones muy críticas”.

“El peronismo se va recomponiendo como fuerza opositora, con capacidad de pelear un buen papel en las legislativas de este año” consideró.

Rinesi afirmó que “con Cristina jugando como candidata a primera senadora en el distrito más grande del país, la oposición tiene muchas más chances de generarle un problema serio al plan de gobierno de la coalición Cambiemos”.

Aclaró que “no parece que hoy el Gobierno se encuentre severamente deslegitimado en la opinión publica. Lo que se ve es que avanza a paso firme con grados de consenso social mayores a los que uno podía imaginar y en ese sentido va a ser una elección muy importante la de este año”.

El politólogo recordó que Cambiemos no tiene mayoría y “demostró que podía gobernar aún a través del Congreso estando en minoría. Yo creo que las elecciones no son importantes por lo que vayan a cambiar las relaciones de fuerzas legislativas, son importantes por lo que van a expresar el estado de la opinión pública”.

“El Gobierno está muy mal en el Congreso, es improbable que pueda estar peor, todo indica que va a estar mejor en números incluso si pierde” dijo Rinesi. Que aclaró que esto no le impidió llevar adelante “sistemáticamente un programa de destrucción de este país con sanción parlamentaria, con gran éxito y con gran contundencia”.

“No me parece que en estas elecciones debamos ver si vamos a tener dos diputados menos o más del oficialismo o la oposición. Me parece que las elecciones van a revelar un estado de la opinión publica en relación con la continuidad o no de este programa de destrucción y en relación con las chances o no de Cambiemos de ganar las elecciones presidenciales de 2019. Yo les otorgo este valor, más que alterar el orden legislativo” dijo concluyente.

Recordó que Alfonsin en el 85 hizo una excelente elección, Memen en el 95 también, lo que muestra que “en general los primeros turnos legislativos son favorables para el oficialismo. Con la única excepción de la Alianza que se las arregló para volverse una minoría chiquisima en solo dos años de hacer desastres. Pero en general la ciudadanía ha tendido a acompañar la decisión tomada dos años atrás”.

Fue tajante al aclarar que la participación de Cristina Fernández de Kirchner moviliza a todo el arco opositor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Periodismo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s