“No ataques al poder si no tienes la certeza de destruirlo”

Niccoló di Bernardo dei Machiavelli fue un filósofo, político, funcionario público y escritor nacido en la Florencia de los Médicis o Medici, el 03/05/1469. Él es considerado padre de la Ciencia Política moderna y una de las principales figuras del Renacimiento italiano. Fue padre de 5 hijos que nacieron del matrimonio que formó en 1502 con Marietta Corsini. Maquiavelo murió casi olvidado por los suyos, el 21/06/1527, con un total de 20 obras escritas, tales como La Mandrágora, Sobre el Arte de la Vida, Clizia y El Príncipe, que describe diferentes modelos de Estado según el origen de la autoridad y analiza las cualidades que debe tener el príncipe para gobernar.

Sin duda que esta nota podría escribirla mejor Diego Dillenberger, el director de la revista Imagen y director del programa de TV La Hora de Maquiavelo.

Niccoló di Bernardo dei Machiavelli trabajó como funcionario público hasta sus 25 años, cuando se instaló la República en Florencia, tras la muerte de Lorenzo de Médicis y la caída de su confesor Girolamo Maria Francesco Matteo Savonarola, el sacerdote de la orden de los dominicos, promotor de las ‘hogueras de vanidades’, donde los florentinos estaban invitados a arrojar sus objetos de lujo y sus cosméticos, además de libros que consideraba licenciosos, como los de Giovanni Boccaccio.

Savonarola atacó a los Borgia acusándoles de “pecadores”. Su ataque se enfocó en Rodrigo Borgia, quien luego el papa Alejandro VI. Savonarola no aceptó el soborno, cuestionó la autoridad del Papa, y fue expulsado de la Iglesia Católica Apostólica Romana. En febrero de 1498, Savonarola volvió a subir al púlpito de Santa María del Fiore (Catedral de Florencia), y arremetió con mayor violencia contra el Papa. El 07/04/1498 fallecióCarlos VIII, el rey de Francia que había sido hasta entonces defensor de Savonarola. El 23/05/1498 fue ejecutado Savonarola.

En aquel 1498 Maquiavelo asumió como secretario del gobierno del Consejo de los 10, y se le encargó la 2da. cancillería de Asuntos Exteriores y Guerra.

Él realizó múltipoles misiones diplomáticas ante la Corona de Francia, el Vaticano y el emperador alemán. También organizó las defensas militares de la República. E intentó, sin éxito, la paz entre Luis XII de Francia y el papa Julio II, enfrentamiento que terminó en la derrota de los franceses y el regreso de los Médicis al poder.

En 1512, cuando la familia más rica de Florencia, retomó el control político, Maquiavelo fue acusado por traición y conspiración, y encarcelado. Al poco tiempo recuperó su libertad pero decidió exiliarse a las afueras de Florencia, a San Casciano, donde escribió sus obras más importantes.

Por ejemplo, El Príncipe, libro dedicado a Lorenzo II de Médici, duque de Urbino, en respuesta a la acusación, de que él había conspirado contra los Médici. Fue publicado en 1531, ya fallecido Maquiavelo.

Recibió la amnistía entre 1520 y 1521, a los 52 años, pero después fue acusado falsamente de estar involucrado en un golpe de Estado contra los Médici. Fue torturado, sin embargo luego lo liberaron. Entonces fue contratado para liberar a unos trabajadores del gremio de la lana que habían sido secuestrados por un grupo de malhechores. Maquiavelo logró que los liberasen y el gremio, en agradecimiento, le entregó una buena cantidad de dinero. La historia afirma que con parte de ese dinero compró un billete de lotería, que fue premiado con 20.000 ducados y con los que pudo saldar algunas deudas.

Luego recuperó su cargo político, designado por el papa Clemente VII, antes cardenal Julio de Médicis, como superintendente de Fortificaciones. También le encargó una obra sobre la historia de Florencia, a cambio de 120 florines.

Pero este trabajo provocó que Maquiavelo fuese acusado de partidario de los Médici, la misma familia contra la que supuestamente había conspirado poco antes.

En 1527, los Médicis perdieron ante las tropas de Carlos I de España, y Maquiavelo otra vez perdió su cargo político, acusado de traición, conspiración, etc.

Nicolás Maquiavelo murió en aquel 1527, a los 58 años, olvidado e ignorado por sus contemporáneos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Periodismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s